ojo-al-buscar-internados-estados-unidos-california-con-enfoque-militar

Lo que debes tomar en cuenta antes al momento de buscar internados en Estados Unidos en California con enfoque militar.

En primera instancia, buscar internados en Estados Unidos en California que cuenten con un enfoque militar, las famosas “escuelas militares”, puede parecer una tarea fácil. Y lo es.

Sin embargo, es importante no confundirse: las escuelas militares para adolescentes del estado de California no se encuentran afiliadas al ejército de los Estados Unidos.
Pero y entonces, ¿por qué se llaman escuelas militares si no son de “El Army”? Su nombre se debe a que su fin es la impartición de entornos rígidos y estructurados que sean capaces de construir límites perfectamente definidos para los jóvenes rebeldes.

Dicho lo anterior, este tipo de internados han sido ideados teniendo en mente a los padres que tienen complicaciones para lograr que sus hijos obedezcan las reglas del hogar. Pero no sólo eso, sino que también son una alternativa para quienes desean que reciban una educación tipo militar en una institución que esté debidamente acreditada.

  • Consideraciones especiales:

consejo-americano-de-educacionEs vital estar consciente de que no todos los internados en Estados Unidos en California son instituciones educativas acreditadas. Es decir, su función es única y exclusivamente la de intentar corregir comportamientos rebeldes de los jóvenes, y aunque puede ser impartan clases a sus alumnos, su aprendizaje no está avalado por las instancias oficiales de educación.

Para evitar confusiones y estar 100% seguros de que una escuela está acreditada, lo mejor es contactar directamente al Consejo Americano de Educación, ACE por sus siglas en inglés (American Council on Educaction), y así poder averiguar de manera fácil acerca de la escuela que estás considerando.

Por último, pero no por ello menos importante, antes de tomar la decisión de enviar a un joven a una escuela militar, los padres tendrían que darse el tiempo para acudir en persona a las instalaciones y dar un debido recorrido por ellas. Hablar con el personal, y de ser posible con personas que ya hayan mandado a sus hijos a dicha escuela.

Entre más opiniones de personas confiables puedan recolectar sobre el internado, serán más las herramientas que tendrán para tomar una decisión acertada, pensando siempre en el bienestar del menor.