internados-catolicos-en-estados-unidos

No sólo te contamos sobre los internados católicos en Estados Unidos, sino que además te presentamos opciones que destacan del resto

En Estados Unidos, es común encontrarnos con un gran número de escuelas privadas, de las cuales, una buena parte se encuentran afiliadas a alguna institución religiosa en particular.

Esta es una situación que en un primer momento podría lucir como algo difícil de creer en otros países, pero en la unión americana es bastante común; al menos en las ciudades más grandes de la nación.

Hay escuelas donde se profesa el cristianismo, otras el catolicismo, otras el judaísmo y unas más con afiliación religiosa.
A pesar de que el internado católico “puro” o “tradicional” pudiera parecer una cosa del pasado, la verdad de los hechos es que aún existe un importante número de internados católicos en Estados Unidos. No obstante, bien vale la pena especificar que la mayoría de se ubican repartidos en el oeste, el este y la región centro norte del país norteamericano.

A continuación, hablaremos de manera breve sobre un par de internados católicos en Estados Unidos que se destacan del resto, sí, por su tradición, pero sobre todo, por la calidad de la educación que en ellos se imparte:

  • Escuela Santo Tomás Moro
    internado-catolico-del-tipo-tradicional-el-cual-unicamente-admite-varonesSanto Tomás Moro, es una escuela ubicada en Oakdale, Connecticut, es un internado católico del tipo tradicional el cual únicamente admite varones. Las clases son para estudiantes del 8avo y hasta el 12avo grado, contando con una matrícula anual de 210 alumnos.
    Fundada el año de 1962, cuenta con un ambiente estructurado para que los niños presenten una capacidad intelectual extraordinaria.
  • Academia Woodlands del Sagrado Corazón
    Al contrario de la Santo Tomás, Woodlands es un internado católico exclusivo para niñas, el cual se encuentra localizado a unas 35 millas al norte de Chicago. Los grados que se imparten son el 9no, 10mo, 11avo y 12avo. Contando con una matrícula al año que asciende a 190, siendo 50 de ellas internas.
    Un par de detalles no menores, es que, por un lado, la proporción de maestros por cantidad de alumnas es de uno por cada nueve estudiantes. Por otra parte, esta academia alienta a los no católicos a asistir y profesar de manera libre su religión, volviéndolo en una opción inclusiva.