boot-camp-para-ninos-con-comportamiento-rebelde

Preceptos básicos sobre lo que en realidad es un boot camp para niños que presentan problemas de comportamiento. Más información en el artículo.

Un boot camp para niños rebeldes provee de un entono totalmente estructurado en el que los menores con problemas de comportamiento puedan mejorar, no sólo para el beneficio de sus padres sino también para su propio futuro como adolescentes y más tarde, en su vida adulta.

Comúnmente, el boot camp es empleado como una alternativa a los llamados centros de detención para menores, también conocidos por algunos como “cárceles para menores”. Se trata de una opción a la cual los padres de familia pueden recurrir, inscribiendo a sus hijos de manera voluntaria en alguno de los diversos programas de campamento que existen, esto con el objetivo de brindar la estructura y la aplicación de formas propias de la disciplina.

Es necesario tomar en consideración que una parte importante del éxito o fracaso de un boot camp radica en la preparación de su personal. Por ello, los campamentos deben ser administrados invariablemente por hombres y mujeres que estén capacitados y especializados en tres grandes áreas: la terapia conductual, las enfermedades mentales y la psicoterapia.

el-rango-de-edad-que-puede-encontrarse-en-los-campamentos-va-desde-los-10-y-hasta-los-18Otro aspecto a considerar, es que los boot camp para niños rebeldes suelen tener un límite de edad. Algunos se enfocan única y exclusivamente en niños, mientras que otros elaboran sus programas pensando en adolescentes. Dicho esto, normalmente el rango de edad que puede encontrarse en los campamentos va desde los 10 y hasta los 18 años.

Existen distintos tipos de boot camps, cada uno de ellos enfocándose en alguna necesidad y/o especialidad en específico. Así, por ejemplo, están los que se basan en el cristianismo promoviendo una disciplina positiva fundamentada en un ambiente cristiano. Este tipo de campamentos se basan en la fe y a lo largo del día suelen establecer momentos para la oración y la conexión espiritual.

Otros campamentos son los de entrenamiento al estilo militar, centrados estos en ejercicios físicos de gran rigurosidad que transmiten a los menores la fortaleza mental para ser autosuficientes y disciplinados.

Aunque hoy en día existen más, podría decirse que estos son los tipos de campamento “base”, o al menos los más longevos y predominantes que podemos encontrar en prácticamente cualquier país del mundo.